martes, 10 de abril de 2007

Un RESPIRO




Sobre UN RESPIRO

Tras CONSTRUIR su nido, con un ir y venir a por barro a una zona humeda cercana, esta pequeña artesana alfarera reposa despues de un rato de duro trabajo. Aun siendo de pequeño tamaño, entre 16 y 22 cm, su habilidad y diligencia sorprenden de continuo. Y tambien sorprende ver como año tras año construye en la misma ubicacion, a pesar de los intentos que muchos hacen para que esto no ocurra. Ella, como buena alfarera, vuelve a depositar bolitas de barro que una vez mas daran forma a su nido. Es por eso que cualquier cable, saliente o un simple junco sirva para que de vez en cuando pare, se tome un respiro y con un nuevo aliento vuelva a su tarea de construccion. Cuando haya terminado se dedicara a otras labores, que aun pareciendo mas tranquilas en un principio, tambien la haran trabajar para dar de comer a su prole. De forma similar muchos de nosotros nos comportamos como la golondrina. Trabajamos duro de forma diaria y tras un tiempo de refrigerio continuamos en nuestra labor. A veces esta labor es repetitiva, pero es a fuerza de repeticion que nos damos cuenta del valor que tiene dicho trabajo, un trabajo que nos hace madurar y nos enseña a ver la vida de otra manera.

Golondrina Comun (Hirundo rustica)
Equipo: Telescopio Carl Zeiss 85 Fl, Ocular William Optics DCL-28, Canon A95

2 comentarios:

Fernando G. Andrés dijo...

Que tal campeón! Menudos fotones que sigues subiendo a tu Ojo Natural! Tengo pendiente una visitilla a Extremadura. Por cierto que esta golondrina te ha quedado de muerte, que calidad, que blancos, pose, encuadre...de verdad que me encanta!
Un abrazo

william dijo...

Que hermosas fotos.
Felicitaciones.